¡La cerveza artesanal es… la mejor!

La cerveza artesanal o industrial es una bebida con una gran cantidad de matices y probabilidades. En España, el consumo de la misma forma parte de la tradición, cultura y dieta mediterránea. Si bien, las nuevas tendencias están haciendo que se desarrollen formas nuevas de tomar esta bebida; permitiendo así que las cervezas sin alcohol, las premium y las cervezas artesanales, se posicionen en este sector.

Las cervezas sin alcohol son la nueva opción de las marcas cerveceras de ofrecer una bebida elaborada con los mismos ingredientes con los que se elabora la cerveza tradicional. Pero con un contenido muy bajo o sin alcohol. Estas también son conocidas como Cervezas 0,0%; entre dichas marcas se encuentran Buckler 0.0% alcohol de Heineken, Damm FREE sin alcohol y San Miguel 0,0%.

La cerveza de calidad superior o premium es aquella con un proceso de fabricación diferente, tanto en los métodos como en los ingredientes. Entre ellas podemos citar marcas como Alhambra Especial, Amstel Premium, Estrella del Sur Premium (Damm), entre otras.

La cerveza artesanal es una bebida elaborada únicamente con los ingredientes tradicionales en su estado más puro y natural: maltas de cebada, agua, lúpulo y levadura. Además, es elaborada en pequeñas cantidades y por lo tanto, se le da máxima atención a cada pequeño detalle, asegurando un producto final de la mayor calidad y frescura. Gran parte del proceso se realiza de forma manual.

La base de datos Mintel-GNPD, Global New Products Database, posiciona estos dos tipos de cerveza (sin alcohol y premium) junto con la cerveza sin pasteurizar (artesana), a la cabeza de lo que la gente busca y consume actualmente.

Diferencias entre la cerveza artesanal y la cerveza industrial

Sin embargo, surge la duda con respecto a cuál cerveza es mejor, la industrial o la artesanal. Por ello te presentamos 7 diferencias fundamentales que te ayudarán a decidir:

Ingredientes Naturales

La cerveza artesanal se elabora a partir de ingredientes totalmente naturales, que no llevan aditivos artificiales ni conservantes, simplemente agua, levadura, maltas y lúpulos. En cambio, la cerveza industrial se pasteuriza y contiene conservantes. Además, las cervecerías industriales usan otros aditivos como el arroz, el maíz o el mijo, para abaratar costos; produciendo así lo que diversos expertos denominan como una bebida de menor calidad con respecto a la cerveza artesanal.

La Receta

Las cervezas industriales se producen a partir de una receta básica, estándar, muy estudiada y que es resultado de un esfuerzo muy grande por parte de la empresa, pero que busca ingredientes y procesos económicamente viables. En tanto, la receta de la cerveza artesanal es elaborada por un Maestro Cervecero que la prueba y modifica en infinitas ocasiones hasta encontrar la mezcla adecuada, con el gusto y olor buscados; aquel que no solo le satisfaga a él sino también a sus clientes. Es por esta razón que existen diferentes variedades y cada cerveza es única, haciendo que sea un producto más caro que una cerveza industrial.

El Proceso de Elaboración

Las cervezas artesanales son elaboradas de forma manual o con una mínima ayuda de maquinaria, al contrario de las grandes cerveceras industriales, donde se emplea la menor cantidad posible de participación humana, dependiendo así de la maquinaria. Así mismo, las cervezas industriales se someten a un proceso de pasteurización, donde pierden propiedades nutritivas de la cerveza.

El Filtrado

La cerveza artesanal realiza un filtrado manual, sin intervenciones de grandes maquinarias, esto ocasiona que queden sedimentos en la base de la botella; mientras que la cerveza industrial realiza un filtrado químico, que elimina los residuos pero también destruye levaduras y proteínas de la cerveza, restándole gusto, aroma y propiedades. Sin embargo, cada vez son más las cerveceras artesanas que optan por sacar estos sedimentos para poder hacer la cerveza visualmente más atractiva.

Más Atractiva y Compleja al Gusto

Por su preparación, la cerveza artesanal tiene más sabor y aroma que la industrial. Esto le permite a los consumidores combinar a la cerveza artesanal con alimentos que mejorarán o harán más compleja y sabrosa a esta bebida.

Local y de Proximidad

Las cervezas artesanas suelen ser pequeñas y medianas empresas cercanas a los consumidores, que tienen voluntad de crecer, pero de forma ordenada, coherente y sin perjudicar la calidad del producto final. En tanto, la producción industrial de cerveza manifiesta un modelo de globalización que emplean las grandes empresas para expandirse y exportar por todo el mundo.

Los Objetivos

La cerveza artesanal tiene como objetivos el aroma y el gusto, de manera que se centra en acercar a sus clientes un producto de la más alta calidad y elaborado con arte e ilusión. En cuanto a la cerveza industrial, su objetivo es reducir costes de producción lo máximo posible, así como aumentar ventas y posicionar marcas.

Sin embargo, esto no quiere decir que la cerveza artesanal es buena y la industrial mala, sino que actualmente, los consumidores buscan productos más naturales y rechazan los artificiales. Queda claro que la cerveza artesanal se ha hecho un espacio en el mercado, incorporándose cada vez más a la dieta de los usuarios.

Referencias:

Publicado en Curiosidades y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *