Mahou San Miguel, Heineken y Damm

Mahou San Miguel, Heineken y Damm invierten en cerveza artesanal

Las grandes marcas cerveceras han decidido volver a sus orígenes y apostar por las pequeñas compañías cerveceras y así reinvertir en cerveza artesanal.  Empresas como Mahou San Miguel, Heineken y Damm han decidido llegar a consumidores que gustan de lo artesanal a través de la apuesta por sus orígenes al invertir en nuevas  microcervecerías y marcas.  

Mahou San Miguel

Mahou San Miguel ha desvelado su evolución en 2017, sin presentar datos concretos sobre cuánto vende en el segmento artesanal, en el que se encuentran sus dos nuevas marcas en Estados Unidos, Founders y Avery; y en España, La Salve o Nómada. En el país ibérico, la venta artesanal ha aumentado en un 132.2% respecto al 2016. Por lo que en total, el año pasado, comercializó en su mercado doméstico 47 referencias de cerveza artesanal.  

En conjunto la compañía incrementó sus ventas en un 3.1%; incluyendo a sus marcas: Mahou, San Miguel, Alhambra o el agua Solán de Cabras. Lo artesano es su principal vía de crecimiento y lo va a seguir siendo en el futuro.  

La idea de Mahou es seguir comprando participaciones en cerveceras locales, principalmente en Estados Unidos y en Europa, pero sin tener el control total. Teniendo en cuenta, el caso de Founders o de Avery, su primer paso fue la compra de un 30% del accionariado, aunque de la primera ya tiene el 50%.   

“No necesitamos tener el 100% de una compañía. Es nuestra forma de ser. Te da más flexibilidad.” – Alberto Rodríguez-Toquero, Director General de  Mahou San Miguel, en un encuentro con medios de comunicación.  

Heineken

En cuanto a la compañía holandesa, Heineken, esta ha decidido abrir una fábrica en el centro de la capital de la Costa del Sol, en el barrio conocido como el Soho, llamado Cruzcampo. Donde pretende desarrollar variedades de la cerveza en la que nunca ha invertido, como lo son: la Pale Ale La Malagueta, una variedad tostada y caramelizada;  Porter; o variedades específicas que coinciden con el festival de cine de Málaga, como la etiqueta Biznaga de Oro.  

Damm

En el caso de la compañía catalana Damm, su apuesta por el mercado cervecero artesanal se desarrolla en el lanzamiento de marcas vinculadas a regiones. Tal y como lo hizo en 2015 con la manchega Calatrava, elaborada sólo con cebada, y en Valencia invirtiendo en Turia.  

Las grandes se abren paso y algunas marcas que nacieron con la imagen de “Artesanal made in Spain” ahora están en manos de multinacionales.  Como es el caso de la madrileña La Virgen que, en enero de 2017, pasó a formar parte de la mayor cervecera del mundo, AB InBev. Asímismo, la dueña de Budweiser y Corona controla la marca española a través de su división mexicana Modelo.  

Fuente: La Información

Publicado en Blog, Curiosidades y etiquetado , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *