la cebada

La cebada, insumo esencial en la fabricación de cerveza

De los ingredientes de la cerveza, la cebada es sin duda el principal. Si bien, se utilizan otros cereales en la elaboración de cerveza como el trigo, el grano de la cebada es el más rico en almidón y posee las proteínas suficientes para proporcionar el alimento necesario para el crecimiento de la levadura. Además, las sustancias nitrogenadas favorecen la formación de espuma.  

¿Qué es la cebada?

La cebada es una planta perteneciente a la familia de las gramíneas y que a lo largo de la historia ha tenido diversos usos, tales como la fabricación de pan (con harina de cebada), el tostado para hacer infusiones similares al café e incluso el enriquecimiento de sopas y yogures. Así como también ha sido utilizada hasta la actualidad para alimentar a animales como lo son los caballos y chanchos.   

Sin embargo, la cebada es realmente conocida y famosa por ser un insumo esencial en el proceso de la fabricación de la cerveza. Esto se debe a que los granos de la cebada germinada son empleados en la elaboración de la malta, como ingrediente base.  

Claro está que dependiendo del grado de tostado y secado que tengan los granos de malta, se definirán los distintos tonos y sabores que tendrán los diversos tipos de cervezas. De hecho, los tonos dulces de la cerveza son exclusivamente responsabilidad de la malta. Es decir, de la cebada.  

Si bien no todas las cerezas llevan cebada entre sus ingredientes, las cervezas que usan cebada como materia prima aún son mayoría en el mundo.  

Según el informe de la Asociación Cerveceros de España del 2014, en este año España era el 4º país de la Unión Europea productor de cerveza con un volumen de 33,6 millones de hectolitros, y para lograr esto fueron necesarias 650.000 toneladas de cebada cervecera.  

La cebada para cerveza

Cabe acotar que no todas las variedades de cebada son óptimas para la elaboración de la cerveza. Se utilizan las denominadas cebadas cerveceras aptas para ser malteadas, que tienen una serie de características físicas y bioquímicas adecuadas para la cerveza.  

Físicas: 

  • Un grano grueso y redondeado de tamaño uniforme. 
  • Color amarillo claro. 
  • Cascarilla fina y rizada. 
  • Libre de infecciones de microorganismos. 

Bioquímicas: 

  • Bajo o nulo período de letargo. 
  • Buena absorción de agua. 
  • Capaz de germinar uniformemente y en un tiempo mínimo, produciendo la mayor cantidad de malta posible por unidad de peso de cebada. El grano de malta así producido debe estar máxima y uniformemente desagregado. 

Referencias: 

Publicado en Blog, Curiosidades y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *